Entorno

Mar y montaña a un paso

La ubicación del Hotel Verdemar es excelente, a un paso de la playa de Santa Marina en Ribadesella y con las montañas circundando los alrededores.

Nuestro establecimiento es un lugar ideal como punto de partida para conocer todo el oriente de Asturias, siendo muchos los atractivos de la zona: las cuevas prehistóricas de Tito Bustillo. pueblos costeros de indudable belleza como Llanes, Lastres o Tazones; rutas de senderismo por los Picos de Europa, Covadonga y su Santuario, los Lagos de Covadonga y Cangas de Onís.
Todo ello sin olvidarnos de la gran oferta de empresas de turismo activo que organizan múltiples actividades al aire libre.

La villa de Ribadesella

La villa de Ribadesella

Darse una vuelta por Ribadesella se convierte en un paseo muy denso y entretenido, con decenas de localizaciones de interés. Partida en dos por el bello estuario del río Sella, las dos orillas urbanas de la localidad se comunican por un puente sobre la ría. En la zona Este se localiza el casco histórico y las calles centrales de la Gran Vía o Comercio, que confieren al trazado del pueblo un sentido amplio y ordenado y donde se encuentran buena parte de los locales comerciales y de ocio de Ribadesella. Uno de los puntos neurálgicos de esta parte ...


Continuar leyendo

Playa de Santa Marina

Playa de Santa Marina

Observamos también cómo el río Sella, que desemboca en la misma playa, crea un estuario de los más bellos de Asturias. La ría perfila una gran curva y suavemente se mezcla con el mar. Se trata de un delta que, además, añade a la playa su dimensión naútica, pesquera y recreativa. A pie de arena descubrimos que la playa de Santa Marina no es un playa más, sino un espacio de un kilómetro y medio de longitud donde se conjuga patrimonio, historia, turismo, sociedad y ecología. La idiosincrasia de este arenal deriva de un pasado diferenciador. Antes del ...


Continuar leyendo

Campo de Golf La Rasa de Berbes

Campo de Golf La Rasa de Berbes

Paraje rural desestresante (el campo nunca registra saturaciones, lo que unido a la tranquilidad que aporta el paisaje hace que el juego resulte relajado y se pueda disfrutar plenamente de este deporte), una extensa cancha de hierba asturiana rodeada de naturaleza por los cuatro costados, incluyendo la presencia insólita de fauna salvaje: una familia de Gamos ha hecho de este entorno su hábitat más idóneo y desde hace años conviven con los propios golfistas que, de manera privilegiada, practican este deporte a escasos metros de los ciervos sin que éstos se sientan amenazados. Los animales, que campean a ...


Continuar leyendo

Cueva de Tito Bustillo

Cueva de Tito Bustillo

Ribadesella no fue sólo un santuario prehistórico ocasional, fruto de asentamientos de corta duración, sino que fue una de las cunas mundiales de la civilización paleolítica, con generaciones y generaciones de hombres que crecieron y se multiplicaron en torno al estuario del Sella. Una perenne continuidad de vida que se extendió durante 25.000 largos años. Así lo mantiene el equipo de investigación que actualmente explora el macizo de Ardines, y que en muy poco tiempo ha logrado catalogar el doble de los recursos prehistóricos conocidos en el entorno. Los hallazgos, verdaderas nuevas joyas para la cultura paleolítica, ...


Continuar leyendo

La Playa de Vega

La Playa de Vega

Vemos las rocas que emergen en la arena cuando se retira el agua, la espuma salvaje de esta parte del Cantábrico, los minerales raros que se encuentran por esta zona cargada de tradición minera. El espatoflúor de las inmediaciones es único en Europa en composición y tonalidades. También están las corrientes inusuales y opuestas del mar particular de Vega, que muchos días hacen peligroso el baño y otras veces lo permiten para disfrutar el doble. Bañarse en Vega es hacerlo en una de los recodos del litoral asturiano más abiertos al mar. Se siente la fuerza de ...


Continuar leyendo

Descenso del Sella en Canoa

Descenso del Sella en Canoa

Hacer el descenso del Sella en canoa resulta muy asequible al bolsillo y al estado de forma de cada cuál. Además están las motivaciones extras: disfrutar del paisaje, aprovechar para pegarse un chapuzón, improvisar un picnic fluvial o, si se quiere, tomárselo a pecho y buscar rivales que quieran bajar lo más rápido posible. El Sella siempre se amolda a las inquietudes de cada uno, puede ser un auténtico remanso de paz o un circuito de competición. Precios del Descenso del Sella El precio medio por persona oscila entre los 18 € y los 23 €, dependiendo de la ...


Continuar leyendo